Historia

Historia

Historia


Los orígenes de Lurbel se remontan a principios de los años 90 cuando Miguel Lurbe Sanz fundó una empresa de calcetería en su municipio natal de Ontinyent, Valencia. El negocio original se centraba en la fabricación de calcetería funcional de una elevada rotación.

De la mano de sus hijos, que se integraron en el negocio familiar, la excelencia y saber hacer de la familia, consolidaron el proyecto posicionándose como un referente en el sector de la calcetería.

La coyuntura económica de finales de los 2000 con una agresiva competencia de textiles importados junto con el espíritu emprendedor de la familia impulsó la especialización del negocio familiar como garantía de éxito y diferenciación.

El nuevo rumbo se fijó en el sector deportivo (en ese momento el menor de los hermanos Lurbe se incorpora a la empresa), un plano en el que los hermanos Lurbe veían claros síntomas de expansión además de representar un ámbito muy importante de la vida de cada uno de ellos.

La idea pronto fraguó y nació la esencia de Lurbel tal como se conoce hoy en día.

La diversificación del catálogo y la consolidación del proyecto a partir de entonces iría de la mano del I+D y la diferenciación en la idea original, ejecutando el proceso de forma integral para garantizar así un producto óptimo.