Conoce las mallas Sanabria y Huescarán con Diana Martín Conoce las mallas Sanabria y Huescarán con Diana Martín
Sponsors

Conoce las mallas Sanabria y Huescarán con Diana Martín

Las mallas primera capa son esenciales en los deportes de invierno. Y el esquí es uno de los reyes de los deportes de invierno. Por ello, nos preocupamos por probar las prendas que desarrollamos para este tipo de deportes de la mano de profesionales de este segmento. Éste es el caso de Diana Martín, monitora de esquí en la estación andorrana de Grandvalira, fundadora de ComunicAND y responsable de comunicación de la Federación Andorrana de Montañismo:

"Había tenido mallas piratas pero no las usado puesto que el primer día había notado una gran presión en los gemelos, así como sensación de roce si entraban en contacto con la piel. Pero probando el modelo Huescaran (malla larga) y la Sanabria (malla por debajo de la rodilla), mi opinión ha cambiado:

La larga continua gustándome, pero poder llevar una que llegue a medio gemelo, que se combine con un calcetín de calidad con innovación y desarrollo kilómetro cero para jornadas de 8 o 10 horas en la montaña es sensacional.

La Sanabria de Lurbel, igual que sus calcetines, no oprime las piernas, por la cual cosa, no genera estragos en la circulación sanguínea. Esto, sumado a qué es delgada como la piel, hace que aún trabajando a 2.500m, con frío, viento que hace que la sensación térmica sea cercana a los -25 o -30 grados, tu cuerpo mantenga la temperatura.

La importancia de la transpirabilidad 

En días de temperaturas primaverales, en ser tejido transpirable, hace que el sudor salga hacia fuera, manteniendo igualmente el cuerpo a temperatura estable y evitando esa desagradable sensación de estar sudada.

Tanto la camiseta Alaska, como las mallas Sanabria y Huescaran, al ser fotoprotectoras, las hace ser prendas perfecta también para llevarlas exteriormente.

Las he probado en jornadas de esquí alpino, de esquí de montaña y con raquetas de nieve.

Las he probado en condiciones extremas (teniendo en cuenta que las pruebo en el Pirineo), de día, de noche, nevando, con viento, con sol, por dentro de la ropa de montaña, por dentro de la ropa de esquí, como prendas exteriores.

El resultado siempre ha sido el mismo:

He quedado sorprendida que un tejido tan fino pueda tener esas grandes prestaciones".