Bea García, incondicional de sus calcetines Lurbel Bmax en su ascensión al Monte Rosa (4634m), el más alto de Suiza Bea García, incondicional de sus calcetines Lurbel Bmax en su ascensión al Monte Rosa (4634m), el más alto de Suiza
Sponsors

Bea García, incondicional de sus calcetines Lurbel Bmax en su ascensión al Monte Rosa (4634m), el más alto de Suiza

Bea García, es una ultrafondista y aventurera que confía en los calcetines Lurbel Bmax cada vez que emprende uno de sus retos para explorar el Planeta: "En actividades de alpinismo con condiciones meteorológicas adversas y temperaturas negativas mantener los pies calientes es imprescindible, y también evitar roces en los pies porque las botas son muy duras", reconoce la deportista.

 

Su última aventura ascendiendo el Dufourspitze (o Monte Rosa) (4634m), el tercer pico más alto de todos los Alpes y el más alto de Suiza, nos deja una vez más un testimonio de garantía y seguridad para esta gama exclusiva de calcetines. La atleta, que además es diabética, necesita proteger más si cabe su piel en sus retos deportivos y evitar que puedan sufrir ninguna lesión que podría complicarse debido a su enfermedad. 


Liner+Antártida


La deportista opta por combinar dos capas de calcetines para obtener un resultado óptimo de protección en contacto con la piel (Bmax) y retención de temperatura (modelo Thermowool con lana merino como segunda capa): "No me falla nunca utilizar una primera capa Bmax liner y luego el modelo de lana merino Antártida, me han acompañado en muchas aventuras desde que los utilizé por primera vez en una carrera en Antártida y genial".