Lurbel apuesta por el cartón PEFC para su nuevo estuche de primeras capas
Lurbel corporativo

Lurbel apuesta por el cartón PEFC para su nuevo estuche de primeras capas

Lurbel ha apostado por el cartón con certificación PEFC para implementar los nuevos estuches de su línea de primeras capas y ropa interior. Este sello garantiza que el material procede de bosques gestionados sosteniblemente desde el punto de vista ambiental, social y económico y que han estado sometidos a minuciosos controles en su proceso de producción.


Objetivo: minimizar el impacto ambiental

Con este gesto, la marca inicia la simplificación de todos sus packagings en una tendencia a minimizar el impacto ambiental derivado de los estuches que acompañan a sus productos en el momento de la compra.

Se trata de un proyecto que arranca con los envases de la línea de ropa primera capa y ropa interior y se extenderá próximamente a los de calcetines (que siguen representando el mayor volumen de ventas de la marca valenciana). En este sentido, la marca también apuesta por estuches reutilizables, como en el caso del neceser deportivo que acompaña a las prendas exteriores y está pensado para acompañarnos en nuestra mochila de deporte.


Sostenibilidad como seña de identidad

Lurbel piensa en la sostenibilidad como un concepto integrado que abarca múltiples dimensiones:

·         Plano social: Las garantías de una fabricación de la mano de personas con casi 3 décadas de experiencia además de conferir la confianza de un trabajo minucioso, ha permitido mantener la fabricación propia desde la fundación de la marca en 1992, manteniendo cerca de 40 empleos estables que cuentan con todas las garantías laborales.

·         Producto de proximidad: Como producto desarrollado en su integridad en sus instalaciones valencianas de Ontinyent, Lurbel es una marca de proximidad que minimiza la huella ambiental derivada de la fabricación de sus productos y su transporte.

·         Proveedores y colaboradores de proximidad: Se prioriza el abastecimiento de materias primas y demás componentes de la mano de empresas lo más cercanas posible.   

Compra racional: La apuesta de la marca por la durabilidad de sus prendas amplía el sentido de sostenibilidad a los productos, convirtiéndose en una compra racional. Comprar menos, pero de mayor calidad, es una forma de contribuir a proteger el medio ambiente